+39 06 68 40 741 scolopi@scolopi.net
Lo esencial está en la conjunción

Lo esencial está en la conjunción

Cuando a una persona cualquiera le presentamos tres palabras (dos sustantivos y una conjunción) y le pedimos que dentro de ellas la palabra más importante, sin duda la inmensa mayoría de los consultados optará por alguno de los dos sustantivos, nadie o casi nadie elegiría a la conjunción. Una respuesta similar o incluso más contundente en favor del sustantivo ofrecería con seguridad un gramático. Al fin y al cabo, cuando recorremos el índice de contenidos de la Nueva gramática de la lengua española (manual)[1], en su apartado de sintaxis / clases de palabras y sus grupos sintácticos, encontramos que el flamante sustantivo aparece en la página 209, mientras que la pobre conjunción está relegada a la página 603.

Una lectura calasancia de esta misma realidad ofrece una respuesta diametralmente opuesta. Las Escuelas Pías en su conjunto, y cada una de las obras que las representan en el mundo con su testimonio, responden a dicha pregunta que la palabra más importante es la conjunción. Y utilizan como ejemplo para ilustrar su respuesta el lema: Piedad y Letras.

Que si la palabra Piedad es importante. ¡Claro que sí! Importantísima. Toda la hondura de la formación espiritual cristiana y de la formación humana está representada por ella. En la Piedad se concentra la apuesta de las Escuelas Pías para hacer de los niños, niñas y jóvenes personas de bien, transformadoras de una sociedad compleja y felices de ser quienes son.

Que si son importantes las Letras. Indudable. La educación intelectual constituye la base sobre la cual se accede a la realidad, se la reconoce en verdad y se puede operar su transformación. Además, en la educación intelectual integral está la posibilidad de lograr que cada estudiante explore y desarrolle sus propios talentos.

Ahora bien, el poder del lema: PIEDAD Y LETRAS radica en la fuerza que imprime la conjunción. Es en la integración armónica entre fe y ciencia como la escuela puede “prever (para el niño, la niña y el joven) un feliz transcurso de su vida entera”.

Alejandro Mesa Mejía


[1] Real Academia Española. (2010). Nueva gramática de la lengua española (manual). Bogotá: Editorial Planeta

ALEJANDRO MESA

ALEJANDRO MESA

Educador

Actual coordinador académico y exalumno del Colegio Calasanz Pereira. Profesor de Literatura. Coautor de libros sobre competencias comunicativas. Miembro del grupo GELE (grupo de estudio en lectura y escritura) de la Universidad Tecnológica de Pereira.

Volver al Colegio…Con 60 o más años

Volver al Colegio…Con 60 o más años

“Pido al Señor para todos juntos gran deseo de trabajar con el prójimo, mediante nuestro ministerio, Y que sea con grandísimo mérito de ustedes y buen ejemplo de los seglares” (San José de Calasanz 27-6-1648)

Cuando era niña, el texto obligatorio en el primer año de la escuela primaria: La alegría de leer, “se convirtió probablemente en uno de los libros colombianos más vendidos antes de las obras de García Márquez.” [1] Una cartilla con dibujos básicos de múltiples colores, mezclando ejercicios y letras, para que poco a poco descubriéramos que la unión de esos signos en nuestra voz se convertía en sonidos que formaban palabras.

Esos primeros años de colegio, en los que el papel, el lápiz, los juegos, los libros o cartillas y los nuevos amigos se convertían en nuestros motivos diarios para aprender, emocionarnos y estar alegres, hoy los revivo en el Colegio Calasanz Bogotá (CCB) con un nuevo programa dirigido a la población mayor de 60 años que vive en el sector. El propósito de esta iniciativa es que los adultos mayores, regresen a nuestras aulas un día a la semana en horario extra escolar para compartir la vida, desarrollar habilidades y recuperar confianza en el encuentro cara a cara con otros en estos tiempos de pandemia.

En La Vanguardia de Barcelona, el pasado 9 de junio del presente año aparecía lo siguiente: “La sexalescencia caracteriza a personas que han llegado a una madurez sin miedos, sin complejos, plenamente integrados a nivel comunitario, social y laboral. No se retiran para dar paso a la juventud. Saben que pueden aportar su experiencia, sabiduría y serenidad y que estas tienen valor. Están motivados, tienen curiosidad e interés por lo que ocurre a su alrededor y se implican en todo aquello que les gratifica. Siguen teniendo ilusiones y proyectos y son muy positivos y vitales.”[2]

Y encontramos en los vecinos del CCB, personas entre 60 y 87 años dispuestas a que mente, cuerpo, espíritu y saberes se activen una vez a la semana siendo parte de “Calasanz para Todos”

Nuestra primera sesión (27-10-2021) colmada de emoción, nos llevó a conocer hombres y mujeres, casados, viudos, separados, con hijos y nietos en la distancia… abuelos que después de haber ejercido diversas profesiones hoy se encuentran retirados, vitales, solos y con tiempo suficiente para volver al colegio, donde voluntariamente maestros calasancios y profesionales aliados dedican parte de su tiempo libre a preparar actividades y llevarlas a cabo: Danza (Profesora Dayana Lemus), Artes Plásticas (Profesora María Paula Samper), Espiritualidad (Pastoralista Omar Serrano), Cooperación (Psicólogo Germán López), Hábitos saludables (Profesionales Fundación Universitaria de Ciencias de la salud) y todos bajo la coordinación de la psicopedagoga María Fernanda Forero quien a la vez ha sido la encargada de gestionar lo necesario para dar vida a este nuevo espacio de tal manera que el carisma calasancio continúe estando presente en la vida de niños, jóvenes, adultos y mayores.

Para el cierre de actividades, celebraremos Navidad anticipadamente, dando gracias al Niño Dios por este año lleno de amor y fe, con la esperanza puesta en un 2022 que nos permita regresar y acompañar: hacernos compañeros, compartir, incluir, escuchar, observar, encontrarnos y reconocernos al mejor estilo de Calasanz.

Pastora González Colino


[1] https://www.banrepcultural.org/biblioteca-virtual/credencial-historia/numero-110/alegria-de-leer

[2] https://www.lavanguardia.com/vivo/longevity/20210609/7515930/quienes-son-sexalescentes.html

PASTORA GONZÁLEZ COLINO

PASTORA GONZÁLEZ COLINO

Ingeniera Industrial

Colombiana/Española. Directora Ejecutiva de la Fundación Educativa Calasanz y Coordinadora Provincial ENF y Voluntariado en la Demarcación Nazaret.  Comprometida con la transformación y la justicia social, con entusiasmo y espíritu solidario,

Cambio de servicios y actividades: clave de crecimiento y sabiduría

Cambio de servicios y actividades: clave de crecimiento y sabiduría

  • Necesidad de una ocupación.
  • Ojalá conforme a los dones propios.
  • Conveniente encontrar propósito de vida.
  • Aconsejable cambiar de actividad después de 8 a 10 años.

Sin duda, encontrar nuestro lugar y color en el universo de la creación es fundamental para caminar en proceso de madurez y de motivación, sentido y autoestimulación. Búsqueda de felicidad. Y si se tiene fe hacer de la propia ocupación plataforma de vida eterna, haciendo la voluntad de Dios.

Que mejor que este lugar sea conforme a los propios dones. Entonces la motivación y sentido se irán haciendo plenos y la persona irá dando todo lo que tiene y puede. Si es estimulado por su fe en Jesús, su vida se convertirá en una pasión por Dios y por la humanidad.

Sin duda conveniente encontrar el propósito de la propia vida. Para nosotros personas cristianas católicas, somos llamados a encontrar nuestro principio y fundamente desde Jesús, aterrizado en la vida y vocación específica a la que vamos respondiendo; una joven me decía en su camino de discernimiento vocacional a la vida religiosa: “Padre Marco, en este modo de vida he encontrado mi lugar. Me lo comentó hace cuatro años y hace poco me decía, además me he dado cuenta que Dios lo quiere más que yo”. Y sin duda sigue adelante, teniendo la fuerza para vencer dificultades, para ir vertebrando sus deseos en compañía de Jesús y en la forma de vida concreta que ha alcanzado”. Entonces la felicidad se vive en lo cotidiano con todo el realismo propio de la senda por donde se camina. Y si se es joven se abraza con alegría y entrega.

Sin embargo, aunque se encuentre vocacionalmente el propio lugar,  es tan sano cambiar de actividad cada 8 o 10 años, si es posible, pues las personas por más cuerdas que podamos ser, nos acomodamos y hasta nos posesionamos, es decir nos hacemos patrones de un cargo, de un servicio y cuando nos damos cuenta, si es que somos conscientes, hasta nos hacemos indispensables. De ahí que sea sano tener la cordura de buscar el cambio o al menos críticamente buscar renovarnos. Cuando llegamos a ese tiempo en un servicio, podríamos preguntarnos: ¿Qué más sigue?; ¿Qué hacer para renovarnos?; ¿Qué más en el horizonte?; ¿Es conveniente arriesgar un nuevo derrotero?; ¿Estoy en grado de aprender algo nuevo?; ¿Estoy dispuesto a seguir caminando?; haciéndose sabio en el riesgo y en saber empezar de nuevo.

P. Marco A. Véliz Cortés Sch. P.

MARCO ANTONIO VÉLIZ CORTÉS

MARCO ANTONIO VÉLIZ CORTÉS

Escolapio

Nacido en Veracruz, México, en 1958.  Escolapio hace 45 años. Entre las escuelas y la formación. Lic. en Ciencias Sociales y  Teología Espiritual. Facilita ejercicios espirituales y actualmente Provincial.

Défis actuels de la pastorale juvénile

Défis actuels de la pastorale juvénile

L’urgence de repenser la pastorale juvénile piariste, doit tenir compte de certains défis actuels, parmi lesquels :

L’intérêt: susciter de l’intérêt chez les jeunes, quand il s’agit des activités de l’Église, est actuellement un défi important dans nos milieux. En effet, les jeunes se posent de plus en plus des questions existentielles (sur le sens de leur vie, la souffrance, le futur du monde, la mort) qui demandent des réponses pratiques et quelques fois immédiates. L’Église, à travers ses agents pastoraux semble ne pas toujours avoir des solutions toutes faites à porter de main; d’où la baisse de l’intérêt chez les jeunes quant à la pastorale qui leur est proposée.

La crédibilité : il y a une crise générale de crédibilité qui pose un grand défi à la pastorale juvénile dans nos missions. En effet, le foisonnement fulgurant des scandales, surtout sexuels, des personnes consacrées et des éducateurs…créé une certaine méfiance qui paralyse l’impact de la pastorale juvénile. Cette crise de témoignage, établit un fossé entre les jeunes et les agents pastoraux; le courant de contact s’en trouvant profondément affecté.

La crise sociale et familiale : la plupart de nos jeunes vivent des situations sociales et familiales qui désorientent beaucoup leur vie chrétienne (parents divorcés, enfants adoptés, éducation monoparentale difficile, incestes, viols…). La crise dans la famille pose chez eux une échelle de croissance presque sans appui. Beaucoup sont abusés et frustrés, certains perdent gout à la vie et pensent au suicide comme solution. En bref, ils semblent ne plus trouver des repères autour d’eux.
Manque de structures adéquates : il s’agit ici d’une absence dans certains milieux des structures adéquates de formation des agents pastoraux d’une part; et d’accompagnement des jeunes d’autre part. Car, les difficultés auxquelles ils font face demandent de plus en plus qu’on soit bien formé et informé pour un accompagnement efficace.

La pandémie de la Covid-19 : depuis plus d’un an la pandémie de la Covid-19 pose un réel défi à la pastorale juvénile. En effet, la distanciation sociale comme moyen de prévention a entrainé l’interdiction de rassemblement massif de personnes dans certains états, et la fermeture momentanée des écoles et des églises chez d’autres. Ceci a beaucoup gelé la pastorale juvénile. Le faussé de désintéressement s’est davantage creusé. Il y a un énorme effort de créativité chez les agents pastoraux mais la récupération des activités est très lente.

 P. Adalbert Fouda Sch. P.

ADALBERT FOUDA

ADALBERT FOUDA

Piariste

Né à Yaoundé. Religieux et prêtre piariste. Exerce actuellement son ministère à Libreville comme enseignant de mathématiques et religion au Collège Calasanz; et vicaire de la Paroisse. L’enfant c’est ma passion!

Disponibles

Disponibles

¿Qué hizo posible la llegada de los magos al pesebre? Si pensásemos con criterios y medios contemporáneos podría pensarse en la exactitud de sus navegadores, la velocidad de sus vehículos o la idoneidad de las vías de comunicación. Con ello los devolveríamos a los parámetros de eficacia y eficiencia de los que, evidentemente, ellos han querido desmarcarse: demostrándose capaces de ver la estrella y, sobre todo, arriesgándose a seguirla dejándose guiar por ella, los Magos de Oriente demuestran poseer una “sabiduría alternativa”:

  • Frente a las posibles urgencias y exigencias de su tarea, aciertan a re-conocer el momento (“kairós”) que invita a posponer lo propio invirtiendo tiempo, esfuerzo e incomodidad en un viaje de consecuencias insospechadas.
  • El riesgo de autoreferencialidad se desvanece al vivirse en función de Otro que reclama de ellos un movimiento de salida-de-sí, invita a mirar más allá y hacia arriba, con-sentir y obedecer. Cuatro direcciones (hacia afueraarribaal unísonoadentro) de una misma dinámica que convoca en la búsqueda común y genera encuentro.
  • La alegría revela lo afortunado y exitoso del recorrido: sentir cómo una corriente de alegría inmensa les inunda en la contemplación del Niño y de su Madre autentifica el camino recorrido y el discernimiento realizado.
  • Su deseo de adorar, que implica todo el ser (arrodillados-postrados) y los haberes (abrir los cofres/ofrecer dones) muestra el fruto de su itinerario: los que salieron confiados siguiendo la estrella, acaban postrados ante el Sol que es Jesús.
  • Un gesto que, de nuevo, invita a salir, re-conociendo la dignidad del Niño y de su Madre, a quienes rinden homenaje como a reyes, reconociendo la presencia de Dios, y asombrándose al comprobar cómo nada de lo humano les es ajeno.

Los Magos de Oriente indican también ellos con los gestos y las actitudes que el texto les asigna, la senda certera por la que aún hoy es posible “encontrar al Niño y a su Madre”: la que trazan la escucha atenta y desvelada en medio de las noches, la confianza en los signos y la disponibilidad a dejarse guiar. La alegría en el servicio y la donación sirve de señal luminosa que indica el lugar donde Dios hecho niño se manifiesta.                       

P. Ángel Ayala Guijarro Sch. P.

ÁNGEL AYALA GUIJARRO

ÁNGEL AYALA GUIJARRO

Escolapio

Madrid (1976). Doctor en Teología por la Universidad Pontificia Comillas (Madrid). Responsable en Roma del departamento de Identidad y Carisma Calasancio.

Sinodalidad como actitud espiritual

Sinodalidad como actitud espiritual

La comunidad eclesial, por iniciativa del Papa Francisco, está ya caminando por un itinerario de participación para conseguir que la Iglesia se configure como una comunidad sinodal, es decir, una comunidad que camina unida por un camino compartido, inspirado en el evangelio. Formular este camino de presente y de futuro será el objetivo del convocado Sínodo de Obispos para el otoño de 2023, a celebrarse en Roma.

Como en todas las cosas que conciernen a una sociedad o comunidad humana, llegar a resultados positivos pasa por una mediación de las personas individuales. Cuando se da una mentalidad, un sentimiento, unas valoraciones que, aun siendo diversas, confluyen en un bien común buscado y requerido, el camino es más llano para conseguir ese bien común y configurar la sociedad misma o la comunidad en ese espíritu del objetivo conseguido.

Incorporar a la propia experiencia vital la sinodalidad y construir un “corazón ensanchado” en expresión bíblica. ¿Qué quiere decir esto? Adoptar posturas, actitudes, comportamientos que llevan a incorporarse a metas comunes con otras personas, dentro o fuera de instituciones. En la Iglesia se trata de abrirse a su pluralidad con un horizonte de unidad o comunión. Decimos con razón que unidad no es uniformidad sino confluencia de aportaciones diversas, donde se acoge y respeta el protagonismo de personas y grupos, tendencias y perspectivas de modo que el diferente no es ni enemigo ni adversario con el que establecer controversia y menos confrontación, sino escucha, esfuerzo por comprender colocándose en la realidad del otro, valoración de cosas del otro, poner al lado de ellas nuestras aportaciones.

Esta actitud puede vivirse como acción del Espíritu en cada uno, Él que es comunión, abogado de unidad que vence la confusión babélica dando paso a la intercomunicación de idiomas y culturas de Pentecostés.

Lógicamente para posibilitar, favorecer y potenciar personas con “corazón ensanchado” supone dar vida a instituciones donde pueda acogerse este protagonismo con una participación activa de las personas involucradas en ellas.

En visión creyente esto es seguimiento evangélico para la Iglesia y construcción de humanidad para la sociedad.

P. Jesús María Lecea Sch. P.

JESUS MARIA LECEA

JESUS MARIA LECEA

Escolapio

Entregado a la docencia de la teología y la filosofía en Salamanca, Miami y Madrid. Animador pastoral de niños en la catequesis parroquial y en el Movimiento Junior de Acción Católica. Servicios institucionales a la Orden escolapia y a la vida religiosa de España y Europa. Vive actualmente en Pamplona, Navarra. Su horizonte vital es ser un artesano de la paz de las personas y los pueblos con un corazón apasionado por el mundo, la educación y el Evangelio.