+39 06 68 40 741 scolopi@scolopi.net

Si algo nos deja la realidad de pandemia que el mundo entero ha vivido es la resignificación del valor de la escuela. Ya desde muy entrado el siglo XX comenzaban a hacerse cada vez más notorias las voces de quienes llamaban a la desaparición de esta institución por obsoleta y anacrónica. Incluso al interior del mismo sistema educativo muchos maestros comenzaban a dejarse seducir por esta idea. Sin embargo, hoy, cuando se reabren sus puertas y los niños, niñas y jóvenes regresan a las aulas, echamos de ver todo lo que se perdió en los largos meses de confinamiento, de colegios cerrados y de conexiones remotas.

Aunque la escuela es un lugar para transmitir información a las nuevas generaciones, este tiempo nos mostró que es un lugar en el que se recibe información y con el concurso de todos se produce conocimiento.

Aunque la escuela es un lugar donde los niños se divierten, ahora nos damos cuenta de que en ella los estudiantes hacen mucho más que jugar y recrearse.

Aunque en la escuela se comparte con pares más allá del círculo familiar, hoy ratificamos que, además de esto, es el lugar en el que las personas aprendemos a compartir con nuestros congéneres, con los otros, incluso los más diversos; y de esta manera desarrollamos las habilidades interpersonales e intrapersonales necesarias para vivir en sociedad.

La escuela es el lugar donde fundamos los sueños, donde descubrimos y cimentamos nuestros dones y talentos, donde aprendemos a leer el mundo y a fraguar las herramientas con las que procuraremos transformarlo. La escuela es el lugar en el que nos humanizamos, reconociéndonos hermanos del pequeño, del que sufre o nos necesita, e hijos de un Padre “quien nos ama mucho más de lo que nos amamos nosotros mismos”.

La riqueza y valor de la escuela está en que, al mismo tiempo, en el mismo lugar y con los mismos recursos posibilita y desarrolla en los niños, niñas y jóvenes todos estos aspectos, y muchos otros más que por razones de espacio es imposible abordar aquí.

Alejandro Mesa Mejía

ALEJANDRO MESA

ALEJANDRO MESA

Educador

Actual coordinador académico y exalumno del Colegio Calasanz Pereira. Profesor de Literatura. Coautor de libros sobre competencias comunicativas. Miembro del grupo GELE (grupo de estudio en lectura y escritura) de la Universidad Tecnológica de Pereira.