+39 06 68 40 741 scolopi@scolopi.net
Oración ante la Cruz. Hasta que nuestros caminos se vayan haciendo uno

Oración ante la Cruz. Hasta que nuestros caminos se vayan haciendo uno

¿Dónde quedaron tus hermosas palabras y tus liberadoras acciones? ¿Dónde están tus fuertes denuncias y tus generosos gestos? ¿Hacia dónde volaron tus banderas y tus sueños, tu sonrisa y tu esfuerzo? ¿Por qué frenaron tu amor incontenible, tu libertad derramada, el Reino que desataste? Ya no es tiempo de camino, de aldeas y de milagros. Detuvieron tus pasos, tu palabra y tu aliento. Ahora es tiempo de silencio, de dolor injusto, de muerte absurda. Es tiempo de abandono, de gritos en la noche, de ventanas cerradas y venganzas liberadas. Es el tiempo de tu amor sacrificado, de tu palabra realizada, de tu entrega sin medida.

Pero tu cruz lleva hoy mi nombre grabado en ella con sangre. Sus maderos son del color de mi carne. Su textura es como las asperezas de mi vida, con sus astillas, sus nudos y sus agujeros. ¡Te crucifican, Jesús, en mi propia carne! Estás clavado en mi pecado, en mi debilidad y en mi fracaso. Y, sin embargo, no soy yo quien te sustenta. Es tu muerte quien me alienta, tu sangre quien me nutre, tu dolor quien me inspira.

Tu amor sacrificado me recuerda para qué vivo, por qué lloro y para quién canto. No murió tu proyecto, tu entrega ni tu Reino. Tú lo grabaste con tu sangre en mi carne. Te vaciaste en mi agitado corazón, demasiado pequeño para recibir tan grande amor.

Tu palabra grita con más fuerza que nunca entre mis miedos y mis canciones: “Felices los que se entregan en la cruz del mundo, porque mi Padre, nuestro Padre, hace florecer el desierto, hace brillar las estrellas en la oscuridad y resucita a quien por mí muere”.

Hoy te descubro tan próximo como mi esfuerzo, tan vivo como mi cuerpo, amado y entregado. Dame la mano, Señor, y guíame por los desiertos de la tentación y del encuentro, ilumíname el camino para llegar al Padre, en quien se encuentra la paz, el amor, la fuerza. Háblame una vez más de desvivirme sin temor, de derramarme sin límites, de morir resucitando. Háblale al Padre para que no permita que me pierda en tanta noche, que no me deje continuar buscando en el vacío aquello que solamente en ti encontré. Habla con El, que funda nuestros horizontes, nuestros corazones y nuestros sueños, hasta que tus caminos y mis caminos se vayan haciendo uno.

P. Carlos Aguerrea Sch. P.

Anzaldo (Bolivia)

CARLOS AGUERREA

CARLOS AGUERREA

Escolapio

Défis actuels de la pastorale juvénile

Défis actuels de la pastorale juvénile

L’urgence de repenser la pastorale juvénile piariste, doit tenir compte de certains défis actuels, parmi lesquels :

L’intérêt: susciter de l’intérêt chez les jeunes, quand il s’agit des activités de l’Église, est actuellement un défi important dans nos milieux. En effet, les jeunes se posent de plus en plus des questions existentielles (sur le sens de leur vie, la souffrance, le futur du monde, la mort) qui demandent des réponses pratiques et quelques fois immédiates. L’Église, à travers ses agents pastoraux semble ne pas toujours avoir des solutions toutes faites à porter de main; d’où la baisse de l’intérêt chez les jeunes quant à la pastorale qui leur est proposée.

La crédibilité : il y a une crise générale de crédibilité qui pose un grand défi à la pastorale juvénile dans nos missions. En effet, le foisonnement fulgurant des scandales, surtout sexuels, des personnes consacrées et des éducateurs…créé une certaine méfiance qui paralyse l’impact de la pastorale juvénile. Cette crise de témoignage, établit un fossé entre les jeunes et les agents pastoraux; le courant de contact s’en trouvant profondément affecté.

La crise sociale et familiale : la plupart de nos jeunes vivent des situations sociales et familiales qui désorientent beaucoup leur vie chrétienne (parents divorcés, enfants adoptés, éducation monoparentale difficile, incestes, viols…). La crise dans la famille pose chez eux une échelle de croissance presque sans appui. Beaucoup sont abusés et frustrés, certains perdent gout à la vie et pensent au suicide comme solution. En bref, ils semblent ne plus trouver des repères autour d’eux.
Manque de structures adéquates : il s’agit ici d’une absence dans certains milieux des structures adéquates de formation des agents pastoraux d’une part; et d’accompagnement des jeunes d’autre part. Car, les difficultés auxquelles ils font face demandent de plus en plus qu’on soit bien formé et informé pour un accompagnement efficace.

La pandémie de la Covid-19 : depuis plus d’un an la pandémie de la Covid-19 pose un réel défi à la pastorale juvénile. En effet, la distanciation sociale comme moyen de prévention a entrainé l’interdiction de rassemblement massif de personnes dans certains états, et la fermeture momentanée des écoles et des églises chez d’autres. Ceci a beaucoup gelé la pastorale juvénile. Le faussé de désintéressement s’est davantage creusé. Il y a un énorme effort de créativité chez les agents pastoraux mais la récupération des activités est très lente.

 P. Adalbert Fouda Sch. P.

ADALBERT FOUDA

ADALBERT FOUDA

Piariste

Né à Yaoundé. Religieux et prêtre piariste. Exerce actuellement son ministère à Libreville comme enseignant de mathématiques et religion au Collège Calasanz; et vicaire de la Paroisse. L’enfant c’est ma passion!

Sinodalidad como actitud espiritual

Sinodalidad como actitud espiritual

La comunidad eclesial, por iniciativa del Papa Francisco, está ya caminando por un itinerario de participación para conseguir que la Iglesia se configure como una comunidad sinodal, es decir, una comunidad que camina unida por un camino compartido, inspirado en el evangelio. Formular este camino de presente y de futuro será el objetivo del convocado Sínodo de Obispos para el otoño de 2023, a celebrarse en Roma.

Como en todas las cosas que conciernen a una sociedad o comunidad humana, llegar a resultados positivos pasa por una mediación de las personas individuales. Cuando se da una mentalidad, un sentimiento, unas valoraciones que, aun siendo diversas, confluyen en un bien común buscado y requerido, el camino es más llano para conseguir ese bien común y configurar la sociedad misma o la comunidad en ese espíritu del objetivo conseguido.

Incorporar a la propia experiencia vital la sinodalidad y construir un “corazón ensanchado” en expresión bíblica. ¿Qué quiere decir esto? Adoptar posturas, actitudes, comportamientos que llevan a incorporarse a metas comunes con otras personas, dentro o fuera de instituciones. En la Iglesia se trata de abrirse a su pluralidad con un horizonte de unidad o comunión. Decimos con razón que unidad no es uniformidad sino confluencia de aportaciones diversas, donde se acoge y respeta el protagonismo de personas y grupos, tendencias y perspectivas de modo que el diferente no es ni enemigo ni adversario con el que establecer controversia y menos confrontación, sino escucha, esfuerzo por comprender colocándose en la realidad del otro, valoración de cosas del otro, poner al lado de ellas nuestras aportaciones.

Esta actitud puede vivirse como acción del Espíritu en cada uno, Él que es comunión, abogado de unidad que vence la confusión babélica dando paso a la intercomunicación de idiomas y culturas de Pentecostés.

Lógicamente para posibilitar, favorecer y potenciar personas con “corazón ensanchado” supone dar vida a instituciones donde pueda acogerse este protagonismo con una participación activa de las personas involucradas en ellas.

En visión creyente esto es seguimiento evangélico para la Iglesia y construcción de humanidad para la sociedad.

P. Jesús María Lecea Sch. P.

JESUS MARIA LECEA

JESUS MARIA LECEA

Escolapio

Entregado a la docencia de la teología y la filosofía en Salamanca, Miami y Madrid. Animador pastoral de niños en la catequesis parroquial y en el Movimiento Junior de Acción Católica. Servicios institucionales a la Orden escolapia y a la vida religiosa de España y Europa. Vive actualmente en Pamplona, Navarra. Su horizonte vital es ser un artesano de la paz de las personas y los pueblos con un corazón apasionado por el mundo, la educación y el Evangelio.
The bell tower and the sanctuary of the Fatima church

The bell tower and the sanctuary of the Fatima church

The bell tower and the sanctuary of the Fatima church are indestructible in front of the University of Law of Ho Chi Minh City

Those who have passed by Ho Chi Minh City University of Law 123 National Highway 13, Hiep Binh Chanh Ward, Thu Duc District, HCMC. (This place is only a kilometer from our community of St. Joseph in HCM City, Viet Nam.) all noticed something strange, that is, the bell tower above is the Cross of the old Fatima Church still standing right in front of three school buildings. Behind the bell tower history is a mysterious story that is difficult to explain.

 History of Fatima Church

Fatima Binh Trieu Church is a Catholic church belonging to the Archdiocese of Ho Chi Minh City. This place is known as “Binh Trieu Fatima Pilgrimage Center.”

In May 1962, the Fatima Apostolic International Movement organized the procession of the statue of Our Lady of Fatima to many countries around the world. On the occasion of this statue’s procession through Vietnam, Father Paul Vo Van Bo – head of the procession organizing committee bought a 12.5-acre plot of land near Highway 13 and Binh Trieu station to build a pilgrimage center of Our Lady of Fatima.

 Demolition of Fatima Church to build the University of Law of Ho Chi Minh City

After 1975, the government confiscated the land of Fatima Church to requisition to build a law university. The school destroyed the church here to build the school. However, the bell tower with the Cross above it and the church’s nave cannot be destroyed by any means. The construction board used all means to destroy the bell tower and the church’s sanctuary many times but could not because of the mysterious miracles that caused all equipment and machinery to turn off suddenly. In the end, people had to change the drawing, keeping the 30-meter high bell tower, standing in the center of the schoolyard, and a sealed room in the middle of the lobby that could not be used. This is the sanctuary of the former Fatima Church. The bell tower and the sanctuary are still existing, today.

Trần Văn Lực Sch. P.

VAN LUC TRAN

VAN LUC TRAN

Piarist

Br. Tran Van Luc Sch. P. hails from the Archdiocese of Hanoi, Viet Nam. He is a Marketing graduate, joined the Piarist Fathers in 2014. He took Philosophy units at the Adamson University and Certificate for Practical Social Skills Class at HCMC Youth Employment Service and Vocational Training Center. He is the writer of several books, like, “Hanh Phuc & Khon Ngoan; Tien Van Tam-Nha Giao Duc…” Currently, he is taking Master of Arts in Theological Studies (MATS) – Maryhill School of Theology.

Anónimos

Anónimos

El relato marcano de la Pasión regala un asombroso elenco de personajes que acompaña los últimos momentos de la vida de Jesús. Lo concentrado y concreto del estilo narrativo convierte sus páginas en el mejor pórtico de entrada a la Semana Santa que estrenamos.

La actitud taimada del Iscariote, la anticipación no calculada de Pedro, la resignación de Simón, el Cirineo, o el gesto de piedad de José de Arimatea, que arriesga vida y fama al pedir el cuerpo del ajusticiado para darle sepultura, sugieren otros tantos itinerarios de seguimiento anclados en la propuesta del Deuteronomio con que abríamos la Cuaresma (Dt 30,19).

Hay también en la Pasión de Marcos algunos personajes que, desde el anonimato, actúan como indicadores potentes que apuntan con sus acciones a lo más esencial de la vida cristiana. Elijo a tres, elocuentes y veraces en su opción:

  • La “mujer que llevaba un frasco de perfume” (Mc 14,3). Identificada de modos diversos en el resto de tradiciones, Marcos opta por difuminar su perfil y resaltar lo arriesgado y subversivo de su gesto. Desmesura y pasión para ungir a Jesús que resulta envuelto de la cabeza a los pies por el perfume valioso que derrama.
  • El joven “cubierto tan solo con una sábana” (Mc 14,51) que en medio de la noche sale de casa con lo mínimo para seguir a Jesús. Audaz y atrevido, logra zafarse de quienes le buscan para avanzar desnudo.
  • El “centurión que custodia el patíbulo” (Mc 15,39), capaz de ver cuanto sucede y adherirse a la causa de Jesús incluso en el tiempo de descuento, al reconocer en Aquél al hijo de lo Humano y al Hijo de Dios.

Sus identidades permanecen en penumbra, desconocidas. Ellos, anónimos, conjugan denominaciones alternativas para el seguimiento: Desmesura apasionada, a imagen del que “se vació hasta el fondo” (Flp 2,7); Libertad desnuda, tras los pasos del que nos llama a ser “libres en verdad” (Jn 8,32 ) o Asentimiento consciente  ante el Dios humanado que revela la profundidad de la propia vida  (Jn 2,25).

Anonimato elocuente reflejo de Quien quiso vivir(se) “como uno de tantos” (Flp 2,7).

P. Ángel Ayala Guijarro Sch. P.

ÁNGEL AYALA GUIJARRO

ÁNGEL AYALA GUIJARRO

Escolapio

Licenciado en Filosofía y Teología por la Universidad Pontificia de Comillas (Madrid), actualmente se encuentra en Roma, finalizando su Tesis Doctoral.

Conversaciones con Rafael Aguirre

Conversaciones con Rafael Aguirre

PPC viene publicando en los últimos años una interesante colección (Conversaciones con…) por la que han ido desfilando figuras destacadas de la teología. Recuerdo las Conversaciones con González Faus, Marciano Vidal y Jon Sobrino. En un tono coloquial y abierto, no exento de rigor, nos permiten conocer la trayectoria intelectual, eclesial y personal (algo menos) de los entrevistados.

Rafael Aguirre es un exegeta especializado en el Nuevo Testamento y en las primeras comunidades cristianas. Destaco tres publicaciones suyas en la Editorial Verbo Divino: La memoria de Jesús y los cristianismos de los orígenes (2015), Así empezó el cristianismo (2010) y Así vivían los primeros cristianos (2017); esas dos últimas como coordinador de un amplio equipo de colaboradores. Su vida se enmarca en largos años de docencia en Deusto, estudios en Roma y Jerusalén (con frecuentes viajes de estudio), y visitas a Latinoamérica.

Lejos de un nostálgico e inoperante arqueologismo, acudir a las fuentes neotestamentarias con todo el rigor que nos ofrecen los estudios de biblistas como Rafael Aguirre es buscar respuestas a las necesidades vitales de los hombres y mujeres de hoy. Respuestas que no arrastren el peso de siglos que han ido dejando el poso de circunstancias y condicionantes históricos no siempre fieles al evangelio. Gráficamente lo expresa Rafael Aguirre cuando recoge el propósito de los precursores del Vaticano II como la intención de “sacar a la luz las riquezas contenidas en el cristianismo de los orígenes, desconocidas y sofocadas por un prolongado periodo contrarreformista en el que predominaron el oscurantismo intelectual, el anquilosamiento institucional y la cerrazón ante la evolución del mundo”[1].

Rafael Aguirre se refiere siempre a los cristianismos (así en plural) de los orígenes, que actualizan la experiencia de Jesús con creatividad en distintos contextos, algo diferente de la Iglesia monolítica y uniforme predominante durante muchos siglos. Ciertamente, los orígenes de la Iglesia se encuentran en Jesús y en el movimiento que él promovió, pero la Iglesia no cayó del cielo como una realidad formada y clara desde el principio, sino que ha ido configurándose a lo largo de un complejo, y no siempre pacífico, proceso histórico. “Otra característica del cristianismo de los orígenes y de suma actualidad es que apareció como una religión sin templos, sin sacerdotes, sin sacrificios. Simplemente porque tenían a Jesús. Les bastaban las casas para reunirse”, afirma Aguirre en el libro que estamos comentando.

José Luis Zanón Catalá Sch. P.

[1] La memoria de Jesús y los cristianismos de los orígenes, Rafael Aguirre (2015)

Conversaciones con Rafael Aguirre

Rafael Aguirre Monasterio
Carlos Gil Arbiol

Editorial PPC, 2020

JOSÉ LUIS ZANÓN

JOSÉ LUIS ZANÓN

Escolapio

Nacido en Valencia (1945). Doctor en Psicología. Profesor y Director en varios colegios escolapios. Profesor de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, en la cual es Director del Instituto de Investigación “San José de Calasanz”.