+39 06 68 40 741 scolopi@scolopi.net
La Resurrección según Esteban Murillo

La Resurrección según Esteban Murillo

En este tiempo pascual nos es dado contemplar el inmenso misterio de la Resurrección del Señor. Misterio de paradojas y aparentes contradicciones. Misterio de extremos que se unen y entrelazan. Te invito a contemplar unos instantes esta pintura, antes de presentar algunas consideraciones sobre la misma.

Esteban Murillo, pintor sevillano del siglo XVII, retrata con maestría el preciso momento en el que Jesús se levanta de entre los muertos. Es una pintura cálida, con gran manejo de la luz y la oscuridad, que nos remite a la aurora del primer día de la semana.

Hay varios contrastes en esta obra que me gustaría destacar.

En primer lugar, el Señor Jesús mira hacia lo alto, tiene sus ojos depositados en la altura hacia la que parece que se dirige, flotando por sobre la tierra. Curiosamente, los otros personajes hundidos en el sopor, inclinan la cabeza hacia el suelo.

Otro contraste está en referencia a los cuerpos allí presentes. Los tres guardias con gruesas vestiduras y armaduras sobre sus cuerpos opacos, son el anti-tipo del Resucitado que muestra la limpieza y pulcritud de su cuerpo, apenas cubierto por unas sábanas.

Si bien en Jesús hay muestras del flagelo de la Cruz – la herida del costado, las marcas de los clavos – todo está atravesado por la Pascua. Por el contrario, los soldados, abatidos por el cansancio, con los pies y las vestiduras sucias, mantienen aún con ellos los pertrechos de la tarea realizada: lanzas y escudos, capas y yelmos.

En último lugar, deseo referir a la posición de los cuerpos. Los tres guardias yacen en el piso derrotados por el sueño. Sus cuerpos están al nivel del suelo y, en dos casos, completamente acostados. Están acurrucados, doblados, enrollados, hechos una pequeña cosa sobre la tierra.

Por su parte, Jesucristo se eleva triunfante hacia los cielos. Nada en Él toma contacto con el suelo. Está erguido de manera victoriosa. Su cuerpo estirado, todo su cuerpo desplegado, como el estandarte que con orgullo porta en su mano izquierda.

¡El Crucificado ha Resucitado! ¡Es elevado sobre la tierra para atraer a todos hacia Él!

P. Andrés Rodríguez

 

ÁNDRÉS RODRÍGUEZ

ÁNDRÉS RODRÍGUEZ

Escolapio

Sacerdote escolapio de Argentina. Nacido en Coronel Suárez y llamado por Calasanz desde esas tierras. Estudió Teología y profesorado en Ciencias de la Religión en la UNSTA. Es apasionado de la lectura, con grandes afectos para la música, siempre deseoso de poder contemplar y mirar más adentro de las cosas. Actualmente vive en Córdoba, Argentina y es maestro de prenovicios.