+39 06 68 40 741 scolopi@scolopi.net
“En salida… con olor a oveja, el buen pastor”

“En salida… con olor a oveja, el buen pastor”

Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas. Tengo además otras ovejas que no so son de este corral” (Jn 10).

Tu as le coeur noir, tu nous aimes les noirs, así le resumía un joven negro africano a un escolapio blanco el eco que la presencia de su vida había dejado en la Misión africana donde vivió unos años. ¡hermoso piropo! Las dos expresiones “en salida” y “olor a oveja”, del papa Francisco, pueden apropiarse muy bien a Jesús, Buen Pastor, que pasó su vida “haciendo el bien”. Oler a oveja es tener el corazón y la mirada de oveja. Por eso las conoce y les habla por su nombre, le es muy familiar su voz y su rostro; y también le es familiar a la oveja el rostro y la voz de su pastor. El plan y proyecto de vida de Jesús, condensado en las Bienaventuranzas, nace de su comunicación íntima y responsable con el Padre, quien lo envía a buscar a la descarriada y perdida, a hablarle al corazón y a cargarla gozosamente sobre u hombro para reintegrarla en el redil con las demás. “Un día por las montañas apareció un peregrino y nos hablaba al corazón” dice una de las canciones de Cantalapiedra. Y pienso en Calasanz, en su presencia en el Trastévere romano donde se dejó mirar en su corazón por los niños más pobres y los miró con el corazón… y pienso en los muchos escolapios, religiosos y laicos y en muchos misioneros y misioneras que aquí y allá han sabido mirar con el corazón y se han dejado mirar por el Padre en ellos y en su mirada triste, en su realidad de abandono y miseria de todo tipo (afectiva, familiar, de hambre y enfermedad…) y que han cambiado su vida como se la cambiaron a Calasanz para entregarse a la Misión de los anawin, de los pobres y así hoy como él les he oído recientemente a algunos jóvenes: es que me han cambiado la vida, es que he descubierto en la Misión escolapia la razón de mi vida actual.

Dos actitudes muy actuales necesarias en nuestros procesos de búsqueda y de vida pastoral: Vivir en salida y oler a oveja. Ellas se concretarán en: escucha misericordiosa, que pone en corazón en la miseria humana, disponibilidad y servicialidad para salir a buscar, dejando criterios y planes propios, comodidad y rutina de costumbres. Así el plan de Dios, el proyecto de vida de Jesús se harán Reino y nos cambiarán y cambiarán nuestro mundo.

P. Javier Negro Sch. P.

Domingo 25 de Abril de 2021 | 4º Domingo de Pascua

Juan 10,11-18: El buen pastor da la vida por las ovejas

En aquel tiempo, dijo Jesús: «Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir el lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estrago y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas.

Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, igual que al Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño, un solo Pastor. Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre.»

JAVIER NEGRO

JAVIER NEGRO

Escolapio

Nacido en Bello (Teruel/Aragón, España) en 1948. Sacerdote escolapio desde 1974. Licenciado en “Teología Práctica” (en Univ. Pontificia de Salamanca) y Profesorado de Educación (Sociales). He ejercido el ministerio escolapio (pastoral escolar, juvenil y familiar, etc…) en las presencias escolapias de Zaragoza, Alcañiz, Madrid, Granada y Logroño. Asistente Provincial de Pastoral 12 años, Provincial de Aragón (10 años), Delegado General de Formación en el sexenio 2007-13 y Provincial de África Central (3 años: 2013-15) más un año (2017-18) como Delegado Provincial en Congo RD (Kinshasa y Kikonka) y actualmente Asistente Provincial en Emaús y Rector en la comunidad religiosa de Logroño y en la vida de los diferentes grupos pastorales de la Presencia escolapia.