+39 06 68 40 741 scolopi@scolopi.net

Hoy la Iglesia celebra la festividad del Cuerpo y Sangre de Cristo que popularmente lo llamamos el “Corpus”. Es una fiesta de origen medieval que fue instituida por el Papa Urbano IV en 1264. Celebrar el Corpus no es más que celebrar la Presencia real, verdadera y continua de Cristo en el Pan y vino donado y compartido cada día en la eucaristía que alimenta y sacia los anhelos más profundos de los creyentes y sostiene toda la vida de la comunidad cristiana reunida en torno a la mesa del altar.

El pasaje evangélico de la Multiplicación de los panes (Lc 9, 11b-17) que nos ofrece la Iglesia está enmarcado dentro de la actividad de Jesús de anunciar el Reino y de curar a los más necesitados. Jesús antes de satisfacer el hambre material de las personas que le seguían y ante la comprensible objeción de los discípulos de resolver la necesidad de la gente a que se vayan a las aldeas y caseríos a buscarse la vida, Jesús les dice: dadles vosotros de comer. Con ello, Jesús enseña a sus discípulos a seguir su ejemplo en esta misión de anunciar el Reino, a hacer lo mismo que el Maestro. Es decir, seguir a Cristo supone anunciar el Reino y comprometerse con la realidad especialmente atendiendo a las necesidades de los más vulnerables.

No obstante, como creyente somos consciente también que solo podemos llevar a Cristo a los demás si antes nos hemos alimentado de Él, de este amor que nos dona diariamente en la Eucaristía; pues, al comulgar su Cuerpo y su Sangre nos introduce en el misterio de su Persona y en comunión con todos los hermanos. Por eso, la Eucaristía es signo de unidad y actualiza en nosotros la muerte y la resurrección de Cristo como reza el nº 27 de Nuestras Constituciones.

Por lo que, hoy es un gran momento para dar gracias al Señor por su gran amor, por abajarse hasta nuestra miseria y habitar dentro de nosotros, en este pobre pesebre; pero también es un momento de estar muy alegre porque celebramos la fiesta por excelencia, el gran banquete, la eucaristía.

Viva Jesús Sacramentado, viva y de todo sea amado. Amén.

Julião de Oliveira Sch. P.

Domingo 19 de Junio de 2022 | Festividad del Cuerpo de Cristo

Lucas 9, 11b-17: Comieron todos y se saciaron

En aquel tiempo, Jesús se puso a hablar al gentío del reino de Dios y curó a los que lo necesitaban. Caía la tarde, y los Doce se le acercaron a decirle: «Despide a la gente; que vayan a las aldeas y cortijos de alrededor a buscar alojamiento y comida, porque aquí estamos en descampado.» Él les contestó: «Dadles vosotros de comer.» Ellos replicaron: «No tenemos más que cinco panes y dos peces; a no ser que vayamos a comprar de comer para todo este gentío.» Porque eran unos cinco mil hombres. Jesús dijo a sus discípulos: «Decidles que se echen en grupos de unos cincuenta.» Lo hicieron así, y todos se echaron. Él, tomando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición sobre ellos, los partió y se los dio a los discípulos para que se los sirvieran a la gente. Comieron todos y se saciaron, y cogieron las sobras: doce cestos.

JULIAO OLIVEIRA DA SILVA

JULIAO OLIVEIRA DA SILVA

Escolapio

Junior escolapio de Timor Leste. Está en el Juniorato de Aluche, de la Provincia Betania. Actualmente colabora con el Movimiento Calasanz en el Colegio de Aluche y en el equipo Provincial de Pastoral Vocacional. Estudia Teología en la Universidad Pontificia Comillas Madrid.