+39 06 68 40 741 scolopi@scolopi.net

“Dios quiera que entendiesen todos de cuánto mérito es ayudar a la buena educación de los niños, principalmente pobres, que de seguro se emularían para ver quién podría ayudarles más. Y hallarían gran facilidad y consuelo en sus acciones. Porque el amor facilita el trabajo, y más cuando nuestro amor a Dios se refleja en el prójimo” San José de Calasanz (15-5-1638)

Durante el confinamiento de los dos últimos años, recurrí diariamente a Calasanz y sus frases, siempre vigentes, esperanzadoras y oportunas. La frase de Calasanz con que inicio este comentario al evangelio es de hace exactamente 384 años, y no desconoce el mandamiento nuevo: amarnos unos a otros como reflejo del amor a Dios.

Sin embargo, que difícil es amar como Dios manda… de verdad, sin medida, sin distingos, sin barreras, sin elegir a quien sí y a quien no. ¿Será entonces que aprender a amar incondicionalmente, debería ser nuestra primera “tarea”, como fieles discípulos de Jesús?

Porque amar es dar, entregar, respetar, confiar, comprometer, servir, comprender, compadecer, sentir y un listado interminable que recoge todo aquello que hemos hecho, hacemos o haríamos por otros, conocidos, cercanos, amigos, familia, pareja y también por los desconocidos, sin buscar protagonismo o reconocimiento… simplemente porque el sentimiento nace y refleja la existencia de Dios en nosotros y la capacidad de ser fieles a su mandamiento para reconocer en ese otro su presencia viva, en lo sencillo, en lo cotidiano, en la alegría de ser todos uno en comunión.

En este tiempo se escucha muy frecuentemente la expresión “yo amo a mi manera” como justificante a actitudes propias del desinterés y el egoísmo. ¿Acaso Dios nos ama a su manera?

Propongámonos entonces, SER RECONOCIDOS COMO DISCÍPULOS POR AMARNOS UNOS A OTROS, agradecidos por poder cumplir ese nuevo mandamiento, solidarios, generosos y siempre fieles.

Pastora González Colino

Domingo 15 de Mayo de 2022 | 5º Domingo de Pascua

Juan 13, 31-33a. 34-35: Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros

​Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: «Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará.

Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros.

Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros.»

PASTORA GONZÁLEZ COLINO

PASTORA GONZÁLEZ COLINO

Ingeniera Industrial

Colombiana/Española. Directora Ejecutiva de la Fundación Educativa Calasanz y Coordinadora Provincial ENF y Voluntariado en la Demarcación Nazaret.  Comprometida con la transformación y la justicia social, con entusiasmo y espíritu solidario,