+39 06 68 40 741 scolopi@scolopi.net

Escribo estas líneas en medio de un contexto que está tocando el corazón de toda la humanidad por la guerra en Ucrania y sus nefastas consecuencias para su población y su futuro.

El evangelio de este domingo habla de la muerte y la infertilidad que resultan de nuestra falta de conversión y de nuestro miedo a dar frutos en abundancia. Jesús nos invita a ver las cosas desde otra perspectiva, a reflexionar y a entender que Dios con infinita paciencia espera que demos los pasos necesarios para convertirnos y ser terreno fértil, sabiéndonos hijos del Amor y de la Vida que vienen de Él.

Nos parece increíble que aunque la historia nos ha enseñado que las guerras solo generan desolación, hambre, muerte y dolor, seguimos repitiendo los mismos errores. Parece que no aprendiéramos de nuestro pasado y seguimos cayendo una y otra vez. ¿Qué nos hace falta para escuchar, entender y seguir la palabra de Dios?

Este domingo de Cuaresma nos impulsa a dar testimonio de la obra salvífica que el Señor teje en nosotros día a día, con nuestras palabras, nuestro pensamiento y nuestras acciones. A no echarle a Él la culpa de las desgracias nuestras, de las enfermedades o de las muertes. A ser pacientes con nuestros hermanos como Él lo es con cada uno de nosotros. A florecer y dar fruto, cada uno según su propio ritmo, pero sin dejar de hacerlo. A no perder la esperanza como Él no la pierde contigo y conmigo. ¡Ánimo, que siempre podemos construir un mundo mejor!

P. Andrés Valencia Henao Sch. P.

Domingo 20 de Marzo de 2022 | Domingo 3º de Cuaresma

Lucas 13, 1-9: Si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera

En una ocasión, se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús contestó:

-«¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera.»

Y les dijo esta parábola: «Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: «Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde? Pero el viñador contestó: «Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, la cortas».»

ANDRES VALENCIA HENAO

ANDRES VALENCIA HENAO

Escolapio. Postulador General

Nacido en Colombia en 1977. Exalumno del Colegio Calasanz de Pereira. Ha trabajado como director de escuela y asistente provincial de la Provincia Nazaret. Se desempeña como encargado de las causas de los santos en la Casa General de San Pantaleo en Roma desde el año 2015. También es el responsable de la Oficina de Comunicación de la Orden.