+39 06 68 40 741 scolopi@scolopi.net

Este texto (Marcos 13, 24-32) privilegia el uso de las imágenes como recurso discursivo, aprovechando toda su fuerza y carácter. Tres de ellas sorprenden nuestra mirada y nos mueven a reflexionar a propósito de estos tiempos en que los niños, las niñas y los jóvenes regresan a nuestros colegios y obras de educación no formal tras las limitaciones que impuso la pandemia:

La primera que describe los días difíciles propios del final de los tiempos, cuando todo se torna en tinieblas y parece agotarse cualquier señal de esperanza. Muchos instantes de nuestra vida se sienten así, con frecuencia nos abandonamos al pesimismo y a la tristeza que impone la enfermedad, la inequidad o la guerra.

La segunda, aparece a continuación para mostrarnos “al hijo del hombre viniendo en nubes con mucho poder y gloria” como una respuesta divina que restituye la vida en la esperanza de una humanidad plena de justicia y amor.

La tercera imagen nos enfrenta a la parábola en que la higuera nos enseña que por fuerte que resulte el invierno, en sus tiernos brotes se anuncia el verano.

Con esta tercera imagen me quedo, luego de contemplar la vida que aflora a diario en nuestros colegios en estos meses difíciles que ha traído la pandemia. El bullicio agradecido de los niños en el recreo, la sonrisa franca del adolescente que se siente escuchado, la mirada transparente del maestro ilusionado, constituyen los tiernos brotes que hoy, en medio del invierno, anuncian el verano de un colegio que reverdece en la alegría de las aulas.

Alejandro Alberto Mesa Mejía

Domingo 14 de Noviembre de 2021 | 33º domingo de tiempo ordinario

Marcos 13, 24-32: Reunirá a los elegidos de los cuatro vientos.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «En aquellos días, después de esa gran angustia, el sol se hará tinieblas, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los astros se tambalearán. Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y majestad; enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, de horizonte a horizonte. Aprended de esta parábola de la higuera: Cuando las ramas se ponen tiernas y brotan las yemas, deducís que el verano está cerca; pues cuando veáis vosotros suceder esto, sabed que él está cerca, a la puerta. Os aseguro que no pasará esta generación antes que todo se cumpla. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán, aunque el día y la hora nadie lo sabe, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, sólo el Padre.»

ALEJANDRO MESA

ALEJANDRO MESA

Educador

Actual coordinador académico y exalumno del Colegio Calasanz Pereira. Profesor de Literatura. Coautor de libros sobre competencias comunicativas. Miembro del grupo GELE (grupo de estudio en lectura y escritura) de la Universidad Tecnológica de Pereira.