+39 06 68 40 741 scolopi@scolopi.net

​Es una obra que nos puede ayudar a situarnos en una visión equilibrada de cultura vocacional y en la pedagogía para ayudar a vertebrar el deseo en los vocacionados dentro de procesos formativos.

Me resulta muy interesante como Xavier pone en su lugar al acompañante formador y a los formadores, quitando a su acción protagonismo y situándolos desde la experiencia de fe.

A estas personas se les regala presenciar el paso de Dios en el misterio de los jóvenes, que desde su experiencia de vida van teniendo esa relación que aún sin tenerlo claro, intuyen que algo está pasando por dentro. Su vida desde su misterio va teniendo enamoramiento inusitado e inesperado. Que le hace desear ir más allá de sus propias fronteras. Que incluso cambia sus vidas.

Xavier es tan agudo en el planteamiento de la formación, que a los formadores les invita a guardar sumo respecto y reverencia; como personas a las que les son confiados los jóvenes, a los cuales tienen que acompañar y ayudar a caminar en el discernimiento vocacional, pero entonces ¿cuál debe ser su actitud?

¿Llenar un programa ya preconcebido por la institución para algunos?

Llama a escuchar a los jóvenes, entrando en diálogo con ellos, donde se les permite alcanzar adultez en sus procesos y se les hace responsables de sus discernimientos. Entonces el formador que acompaña el paso de Dios en el misterio de los jóvenes, puede ser quicio y ayuda para su crecimiento.

Acompañantes y formadores que no están hechos y que en el seguimiento y encuentro con los jóvenes van aprendiendo y aceptando que éstos son también sus maestros en la formación.

Hace una llamada muy insistente a la audacia para repensar la formación desde la conversión de quienes están en este carril.

Cuando se refiere de esta manera, implícitamente invita a repensar el perfil de las personas que les hacen responsables de jóvenes en proceso vocacional. Que no obstante la propia formación y disposición están en grado de hacer éxodo en sus vidas para facilitar la acogida y desarrollo vocacional.

En el desarrollo del texto ofrece a los formadores un motivo profundo de reflexión sobre su rol y no solamente los lanza a desestabilizar sus seguridades en la formación, sino que ofrece pistas concretas para reelaborar e impostarla, descalzados ante el misterio de Dios con “docibilitas”, cooperar con.

P. Marco Antonio Véliz Cortés Sch. P.

Modular deseos, vertebrar sujetos

Xavier Quizá Lleo, SJ. Ed. San Pablo, Madrid 2005

MARCO ANTONIO VÉLIZ CORTÉS

MARCO ANTONIO VÉLIZ CORTÉS

Escolapio

Nacido en Veracruz, México, en 1958.  Escolapio hace 45 años. Entre las escuelas y la formación. Lic. en Ciencias Sociales y  Teología Espiritual. Facilita ejercicios espirituales y actualmente Provincial.