+39 06 68 40 741 scolopi@scolopi.net

Dice Aristóteles que el ser humano desea saber, pero, podemos realizarnos la pregunta de forma diferente: ¿el ser humano desea revelar?

Hoy existe mucha información personal en internet: datos que proporcionamos de forma consiente e inconsciente, ¿qué dicen los primeros de nosotros?

El filósofo Axel Honneth sostiene su teoría política de las “esferas del reconocimiento”. Son tres. En ellas el ser humano procura ser reconocido: en la más amplia se espera obtener la legalidad del Estado; en la segunda, la colaboración de los cercanos; finalmente, la más pequeña, la del amor, abarca a las personas más íntimas.

Podemos comprender así la mayoría de las acciones humanas desarrolladas también en las redes sociales. Se anhela estar dentro de estas esferas, especialmente la más íntima, que implica una acogida total de nuestra identidad.

La escena de Jesús frente a Pilato con la pregunta sobre la verdad nos enseña una gran lección: la verdad no es un “qué”, sino un “quién”. Soy yo mismo como persona. Interpretamos entonces que tanta insistencia en publicar trozos de nuestra vida en las redes, manifiestan un deseo profundo de ser acogidos tal y como somos por los otros, aún bajo el riesgo que esto implica de ser rechazados, burlados, acusados, juzgados… Esto, porque somos propensos al otro.

Lo mismo ocurre con Dios: la Revelación en un sentido simple significa que Él se acerca primero para dejarse ver tal cual es.

Decir la verdad es un desvelamiento de todo lo que uno es en vulnerabilidad junto con la esperanza de no ser atropellados en el intento. Pero tal revelación no puede ser comprendida por todos. Las redes sociales manifiestan el anhelo, pero no lo satisfacen a fondo.

Sólo se conoce lo que se ama y uno no se puede revelar del todo a quien no le ama, la verdad sólo se encuentra segura para andar desnuda, donde se sabe acogida. Esto es “pudor”, un no revelarse a todos, porque para llegar a esto se necesita gran confianza.

La interacción social manifiesta el deseo de ir al encuentro del otro, pero el ansia de la exposición social, es una manifestación de la verdad que no ha encontrado un puerto seguro donde arribar. Construir humanidad significa crear estos espacios.

Luis Demetrio Castillo Padilla Sch. P.

LUIS DEMETRIO CASTILLO PADILLA

LUIS DEMETRIO CASTILLO PADILLA

Escolapio

Nacido en San José, Costa Rica. Es estudiante de teología y realiza su misión en la capital de esta nación centroamericana.