+39 06 68 40 741 scolopi@scolopi.net

Así, bordón en mano, dispuestos del mismo modo como lo estamos cuando vamos a iniciar el ascenso a una montaña. Llamados a entrar en nuestro interior, en lo escondido. Desde un gesto medieval, el miércoles de ceniza, que invitaba a la conversión y a la penitencia, nos hemos topado de pronto en este s. XXI con una situación perpleja, somos criaturas frágiles, limitadas, necesitadas de los demás.

En el Evangelio del miércoles de ceniza, Jesús nos propone tres medios para seguir su camino. Eran las prácticas religiosas de su época, pero igualmente denuncian la hipocresía religiosa de quienes buscaban el aplauso, y la aprobación de los otros. Y ponían de relieve el vivir una relación auténtica con Dios basada en lo interior: “Y tu Padre, que ve en lo secreto”.

Lo esencial está en nuestro corazón, en nuestra actitud. Aquí comienza nuestro camino de Cuaresma, nuestro camino de conversión.

 “Cuando hagas limosna…”: Jesús nos invita a compartir nuestros bienes en un mundo donde crece el hambre y la injusticia. Llamados a ser solidarios con quienes sufren la crisis económica y lo están pasando mal. La idolatría de los bienes hace al hombre infeliz, lo engaña, lo defrauda sin realizar lo que promete, porque sitúa los bienes materiales en el lugar de Dios, que es la única fuente de vida y de felicidad.

 “Cuando vayas a rezar…”: Jesús nos invita a retirarnos a nuestro interior; al “aposento”, al local de la casa inaccesible a los extraños, al cuarto trasero, … Se trata de entrar en una profunda relación con Dios, y mirar la vida desde ahí, con los ojos del Padre, como lo hizo Jesús. “Y cierra la puerta” Ha llegado el momento de cerrar con cuidado la puerta y aceptar esa mirada del Padre que vela sobre cada uno de nosotros, hacer silencio para acoger llamada a la conversión.

 “Cuando ayunéis…”: no para reducir peso o mejorar nuestra imagen. Es una invitación a la sobriedad frente a una sociedad de consumo que pone la salvación en el éxito y en el tener. Es un ayuno para compartir y para ir al encuentro de los que nos necesitan.

Ánimo y a comenzar el camino a la Pascua.

#ceniza #cuaresma #oración #ayuno #limosna #48CG

Miércoles, 17 de febrero de 2021 | Miércoles de Ceniza

Mateo 6,1-6.16-18: Tu Padre, que ve en lo secreto, te lo pagará

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario, no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no vayas tocando la trompeta por delante, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo pagará.

Cuando recéis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta rezar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vea la gente. Os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, cuando vayas a rezar, entra en tu aposento, cierra la puerta y reza a tu Padre, que está en lo escondido, y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará.

Cuando ayunéis, no andéis cabizbajos, como los hipócritas que desfiguran su cara para hacer ver a la gente que ayunan. Os aseguro que ya han recibido su paga.

Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no la gente, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará.»

FRANCESC MULET I RUÍS

FRANCESC MULET I RUÍS

Escolapio

Natural de Gata de Gorgos, actualmente reside en Roma donde ejerce el cargo de Secretario General de la Orden.