+39 06 68 40 741 scolopi@scolopi.net

La Fraternidad es un tesoro que el Espíritu está concediendo hoy a sus miembros, a la Orden y a la misión escolapia.

A comienzos de marzo de este año 2021 celebramos de manera virtual la II Asamblea de la Fraternidad General de las Escuelas Pías, donde pudimos experimentar el regalo que el Señor está haciendo hoy a las Escuelas Pías.

Poder contar con más de mil personas, con unas cien pequeñas comunidades, en 60 presencias de 11 Demarcaciones escolapias y 14 países, es un tesoro que podemos descubrir, valorar, agradecer y cuidar.

Son hermanos y hermanas que comparten el carisma que inició Calasanz, desde una vocación laica y escolapia, con una formación importante y una disponibilidad encomiable, con una nueva manera de vivir la espiritualidad que nos define, con un horizonte de posibilidades que están dando mucho fruto y que todavía puede dar mucho más. Son personas laicas y también un buen grupo de religiosos, entre los que hay bastantes profesionales de las obras escolapias y muchísimos voluntarios y colaboradores.

La Fraternidad es un regalo para sus propios miembros. La posibilidad de seguir creciendo en la fe y el seguimiento de Jesús en pequeñas comunidades asociadas y con la cercanía de una vida religiosa cercana es un tesoro. Poder vivir una fe adulta, después de un buen proceso de formación, habiendo descubierto la vocación en esta oferta escolapia, sintiendo la corresponsabilidad de llevar adelante la misión que inició Calasanz para construir un mundo mejor es una maravilla.

La Fraternidad es un regalo para los religiosos y la Orden de las Escuelas Pías, que podemos contar con nuevos hermanos y hermanas que nos ayudan a vivir nuestra propia vocación, que son un valioso complemento en nuestra vida, que son un nuevo sujeto escolapio que camina con nosotros y hace suyo el proyecto escolapio es un don de Dios.

Y, sobre todo, la Fraternidad es un regalo para tantos niños y jóvenes, para tantas situaciones de necesidad a la que somos llamados para construir un mundo como Dios manda, teniendo como referencia el estilo escolapio de una educación cristiana transformadora. La Fraternidad no solo aporta más manos y corazón a la misión: también se convierte en una posible referencia que, junto con la Orden, puede orientar a muchas personas en el descubrimiento de su propia vocación.

P. Javier Aguirregabiria Aguirre Sch. P.

JAVIER AGUIRREGABIRIA AGUIRRE

JAVIER AGUIRREGABIRIA AGUIRRE

Escolapio

Escolapio, religioso, sacerdote, educador, amigo de Jesús, enamorado de la misión escolapia, apasionado por la Fraternidad y el laicado. Ejerce actualmente como Provincial de Brasil – Bolivia y Presidente de la Red Itaka – Escolapios.