+39 06 68 40 741 scolopi@scolopi.net

PPC viene publicando en los últimos años una interesante colección (Conversaciones con…) por la que han ido desfilando figuras destacadas de la teología. Recuerdo las Conversaciones con González Faus, Marciano Vidal y Jon Sobrino. En un tono coloquial y abierto, no exento de rigor, nos permiten conocer la trayectoria intelectual, eclesial y personal (algo menos) de los entrevistados.

Rafael Aguirre es un exegeta especializado en el Nuevo Testamento y en las primeras comunidades cristianas. Destaco tres publicaciones suyas en la Editorial Verbo Divino: La memoria de Jesús y los cristianismos de los orígenes (2015), Así empezó el cristianismo (2010) y Así vivían los primeros cristianos (2017); esas dos últimas como coordinador de un amplio equipo de colaboradores. Su vida se enmarca en largos años de docencia en Deusto, estudios en Roma y Jerusalén (con frecuentes viajes de estudio), y visitas a Latinoamérica.

Lejos de un nostálgico e inoperante arqueologismo, acudir a las fuentes neotestamentarias con todo el rigor que nos ofrecen los estudios de biblistas como Rafael Aguirre es buscar respuestas a las necesidades vitales de los hombres y mujeres de hoy. Respuestas que no arrastren el peso de siglos que han ido dejando el poso de circunstancias y condicionantes históricos no siempre fieles al evangelio. Gráficamente lo expresa Rafael Aguirre cuando recoge el propósito de los precursores del Vaticano II como la intención de “sacar a la luz las riquezas contenidas en el cristianismo de los orígenes, desconocidas y sofocadas por un prolongado periodo contrarreformista en el que predominaron el oscurantismo intelectual, el anquilosamiento institucional y la cerrazón ante la evolución del mundo”[1].

Rafael Aguirre se refiere siempre a los cristianismos (así en plural) de los orígenes, que actualizan la experiencia de Jesús con creatividad en distintos contextos, algo diferente de la Iglesia monolítica y uniforme predominante durante muchos siglos. Ciertamente, los orígenes de la Iglesia se encuentran en Jesús y en el movimiento que él promovió, pero la Iglesia no cayó del cielo como una realidad formada y clara desde el principio, sino que ha ido configurándose a lo largo de un complejo, y no siempre pacífico, proceso histórico. “Otra característica del cristianismo de los orígenes y de suma actualidad es que apareció como una religión sin templos, sin sacerdotes, sin sacrificios. Simplemente porque tenían a Jesús. Les bastaban las casas para reunirse”, afirma Aguirre en el libro que estamos comentando.

José Luis Zanón Catalá Sch. P.

[1] La memoria de Jesús y los cristianismos de los orígenes, Rafael Aguirre (2015)

Conversaciones con Rafael Aguirre

Rafael Aguirre Monasterio
Carlos Gil Arbiol

Editorial PPC, 2020

JOSÉ LUIS ZANÓN

JOSÉ LUIS ZANÓN

Escolapio

Nacido en Valencia (1945). Doctor en Psicología. Profesor y Director en varios colegios escolapios. Profesor de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, en la cual es Director del Instituto de Investigación “San José de Calasanz”.